Compartiendo con emprendedores a beneficio de Doctor Yaso – Payasos de Hospital
4 julio, 2017
¡Campamento Digital en vacaciones!
4 agosto, 2017

Internet ha abierto un mundo nuevo, con un lenguaje propio que conquista a sus seguidores. Uno de esos instrumentos infalibles de comunicación es el meme. Estas imágenes, divertidas, sarcásticas y de máxima actualidad invaden cada uno de los foros de la red, convirtiéndose en protagonistas absolutos.

Es por ello que la publicidad y el marketing no han podido evitar poner sus ojos en ellos. Se trata de un material muy apetecible. Pues encierra muchísimas virtudes para conectar con la audiencia de una manera única y directa. Hoy, estudiamos los últimos movimientos del fenómeno del meme marketing.

Pero, ¿qué es un meme?

Todos hemos visto memes. De hecho, resulta prácticamente imposible navegar por la red sin toparnos con ellos. El concepto de meme se refiere a una idea transmitida a través de una imagen, foto o vídeo que puede ir acompañado de un texto. Si lo relacionamos con el mundo de la semiótica, podría considerarse un instante perfecto, redondo. Una pieza que condensa todo el significado de una idea, toda su carga emocional e intelectual. Y va más allá también. Pues muchos memes requieren de una contextualización para captar su sentido en un 100%.

El meme nacería del concepto acuñado por el científico Richard Dawkins en 1976, en su obra ‘The Selfish Gene’. Allí habla del meme como de la unidad mínima de información que se puede transmitir. Este concepto se trasladó después al mundo de Internet. En 2007, los autores Knobel y Lankshear publicaron un estudio que explicaba que otra de las cualidades de los memes de Internet es su capacidad para hacer evolucionar su significado. Éste puede reinterpretarse y modificarse según la intención del usuario que lo emplee.

Meme Marketing o MemeJacking: viralización “fácil” para las marcas

El uso de memes por parte de las marcas no es nuevo. Muchas hacen uso de ellos en las redes sociales y se está empezando a hablar de ello con el término de “Meme Marketing”, en el que las marcas, dada la facilidad que existe para hacer memes, están empezando a crear sus propios contenidos de este tipo.

Hablamos de “Memejacking” cuando una empresa, grupo o persona utiliza un meme con la idea de realizar marketing de su propia marca. Esto significa que una marca tiene la oportunidad de sumarse a un meme que ya es altamente popular, alterándolo para poder transmitir el propio mensaje de la marca.
¿Por qué funciona esta práctica? Primero, porque los memes ya son populares y además atraen tráfico, a los usuarios les gusta compartirlos a través de las redes sociales y son muy fáciles de crear. Para que el “Memejacking” funcione, es importante estar al día en las tendencias y que el meme que se vaya a utilizar tenga sentido con la marca.

El meme como estrategia
¿Es viable incorporar los memes a nuestra estrategia de mercadotecnia? Por supuesto que sí. Si nos quedamos del otro lado de la cortina, nunca nos enteraremos qué hacen realmente los que nos consumen. Al subirnos a la ola de los memes, éstos pueden detonar resultados favorables como, por ejemplo, un mayor número de seguidores.
Los memes no surgieron con la intención de destruir, simplemente forman parte de la cultura del internauta. Las marcas podrían aprovecharlos para interactuar y lograr mejores resultados de empatía con los usuarios; sin embargo, también tendrán que analizar en qué memes vale la pena “colarse” y cuáles no hay que tomarlos en cuenta. Dependiendo de si son positivos o no, se evaluará si es viable utilizarlos.

Tres pasos para utilizar memes:

  1. Comprenda el meme

Si no está seguro de la forma correcta de utilizar un meme lo mejor es informarse. La página KnowYourMeme.com le ayudará a conocer los memes para poder integrarlo como estrategia.

  1. No pierda el tiempo

Algunos memes gozan de popularidad durante años y otros ni siquiera llegan a disfrutar de esta por esta razón si está decidido a utilizar alguno hágalo pronto ya que la fama de estos puede ser más efímera de lo que pueda llegar a pensar.

  1. Asegúrese de que usa el apropiado

Toda empresa tiene su reputación y un público concreto al que se dirige por lo que no debe olvidarse de este a la hora de escoger los memes que quiere utilizar para que no desentone con su línea habitual de trabajo.

Errores a evitar

Como con cualquier estrategia que se lleva a cabo, siempre hay que tener en cuenta una serie de premisas que pueden perjudicar el objetivo de la campaña. El meme marketing puede ser muy efectivo, pero hay que tener cuidado.

¿El humor quita valor? Algunos expertos consideran que un mensaje publicitario puede perder fuerza si la propia marca está utilizando la ironía y la risa para transmitir una idea. Es importante identificar el objetivo claro de la campaña. Y saber si un instrumento como el meme se adecua a lo que se busca o puede entorpecer la idea principal. Cohesión, coherencia y adecuación, unas reglas que nunca pueden ser pasadas por alto. En esta misma línea, se debe prestar atención para no herir sensibilidades.

Y, por supuesto, nunca olvidemos algo que ya hemos comentado sobre los memes. Se refieren a la actualidad. Algunos memes son universales y su uso se extiende con el tiempo. Pero otros, debido a la propia naturaleza del mensaje, pasan de moda en tan solo unos días. Si la marca quiere conectar con esa audiencia joven y dinámica, ha de saber qué memes funcionan en ese preciso momento, so pena de conseguir el efecto contrario. Además, necesitan conocer cuál es el significado real de la imagen. Porque, como hemos comentado, el sentido del meme puede haber evolucionado con el tiempo, relacionarse con un trasfondo muy concreto y no referirse al objetivo de la marca.

Los memes pueden enriquecer mucho la comunicación que tenemos con nuestro público, además su potencial de viralización los hacen especialmente atractivos para las marcas. Sin embargo, aunque en la mayoría de los casos no hay problemas, hay que tener ciertos cuidados en el uso legal de este tipo de contenidos.

Por otro lado, las marcas deben estar atentas a los acontecimientos de alcance mundial, ya que pueden aprovecharse de ellos para conectar mejor con el público interesado en este acontecimiento. Además, este tipo de contenidos tienen un gran potencial de viralización y difusión en redes sociales.

Y finalmente, de lo que no deben de olvidarse las marcas es de hacer sonreir a su público, porque esa es una de las grandes virtudes de los memes: ser divertidos y sacarte una sonrisa.

GorBrit Social Media
GorBrit Social Media
Somos una agencia venezolana de Social Media Marketing. Especialistas en Community Management, Diseño Web, posicionamiento SEO y SEM, Branding y todo lo referente al Marketing Digital.

Deja un comentario